Noticias Oro

Cómo las reservas de oro podrían utilizarse en la actual crisis

Artículo de Adrian Ash- BullionVault

Imaginemos que le debes al mundo 2 trillones de euros pero al mismo tiempo estás sentado sobre la cuarta mayor reserva de oro físico del mundo...

Es el caso de Italia y muchos se plantean que debe de haber alguna manera de utilizar esas reservas para reducir su deuda pública.

Pero hay varias cosas a tener en cuenta. En primer lugar, la reserva del Banco de Italia se queda pequeña. Es más, sumando también sus reservas en divisa extranjera, solo se cubriría el 7,8% de la deuda pública de Italia. Roma debe un 123% de su producción económica anual, el doble del límite establecido (e ignorado) por los países de la Eurozona. Así que aparte de dejarles sin recursos ante un posible escenario post Euro, el uso de sus reservas iba a solucionar poco el problema.

En segundo lugar, esas 2451 toneladas pertenecen al banco central, no al gobierno. Y lo mismo ocurre con los 50.600 en divisas extranjeras. Bajo los varios tratados que Roma firmó cuando decidió formar parte de la zona de moneda única con el objetivo de conseguir los bajos tipos de Alemania sin tener sus grandes ahorros, se estableció que esas reservas quedaban fuera del alcance del gobierno.

En resumen, la Eurozona dictaminó que no se puede utilizar las reservas de los bancos centrales para financiar los déficit gubernamentales. Lo que significa, en primera instancia, que las reservas de toda la región están muertas.

"El oro se saca de debajo de la tierra en África o en algún otro sitio", dijo en 1988 Warren Buffett a sus alumnos. "Luego se derrite, se cava otro agujero donde se mete de nuevo y se paga a personas para que lo guarden. No tiene ninguna utilidad. Cualquiera que lo estuviera viendo desde Marte se estaría rascando la cabeza".

Pero quizás Buffett, como su marciano, no están pensando en todo.

No lo digamos demasiado alto, pero se están barajando dos soluciones que podrían permitir que el oro fuese utilizado por los gobiernos para aliviar el desastre que han creado.
Por una parte, el Comité de expertos económicos de Alemania dice que cada país de la Eurozona con una deuda pública de más del 60% de su PIB anual debería poner sus activos- como el oro, sino el Partenón-en un gran "fondo de amortización". Este fondo estaría garantizado por estos activos, que los miembros podrían recuperar a medida que pagasen su exceso de deuda, en o por encima del techo del 60%, a lo largo de un periodo de 20 años.

¿Te gusta la idea? Pues a Berlín no. La canciller Angela Merkel rechazó esta idea hace un año, quizás porque Alemania, igual que Francia, Holanda y casi el resto de países, tendrían que unirse al plan. Alemania, la mayor economía y la que más oro tiene en reserva, tiene una deuda pública igual al 83% de su PIB. Pero la crisis no ha mejorado desde noviembre de 2011 y el fondo de amortización era una idea que nació en Alemania.

Por otra parte, y puesto que la crisis de la Eurozona se debe a que algunas naciones tienen mayores costes de financiación que otros estados miembros, ¿por qué no utilizar el oro para conseguir una mejor financiación en el mercado? Esta idea es la que proponen nuestros amigos del World Gold Council.

Italia y Portugal, por ejemplo, podrían emitir nueva deuda respaldada en parte por oro. Ambos países tienen unas reservas de oro de un tamaño acorde con sus necesidades de financiación más inmediatas. Ambos podrían conseguir tipos de interés más bajos de prestamistas privados si esos prestamistas tuvieran la promesa de que se les pagaría en oro en caso de que no pudieran pagar de otra manera. De esta manera estos países tendrían incentivos para pagar a tiempo por el miedo a perder parte o la totalidad de sus reservas de oro.
Tal y como la directora de asuntos gubernamentales del WGC, Natalie Dempster me comentó la semana pasada, reduciendo su papel en el asunto- especialmente el de Italia- permitiría a la Eurozona centrar sus recursos fiscales sobre otras naciones con problemas, especialmente Grecia y España.

Y lo que es más importante, esta idea no necesitaría de la creación de más dinero, puesto que la deuda sería adquirida por inversores privados, en lugar de por el Banco Central Europeo. Así que no habría riesgo de inflación, lo que hasta la fecha ha sido el mayor quebradero de cabeza para que Alemania aceptará cualquier otro esquema o plan propuesto.

Los medios han difundido esta idea de manera desigual. El Financial Times la anunció positivamente a finales de verano pero la semana pasada el Wall Street Journal fue menos entusiasta con ella. Todavía está el problema legal de utilizar el oro para pagar la deuda gubernamental. También está el problema de dejar a cada país de la Eurozona que decida su propia suerte, en lugar de intentar juntarlos a todos en un plan pensado por "expertos alemanes".

Pero la idea de ofrecer el oro como colateral para obtener préstamos más bajos ya es una práctica común en Asia. Por ejemplo, ha revolucionado el crédito en la India, donde los ciudadanos tienen más oro que todos los estados de la Eurozona juntos.
Además, como demuestra el profesor Ansgar Belke de la Universidad Duisburg-Essenen en su estudio enviado al Parlamento Europeo, utilizar el oro como colateral para generar préstamos más baratos tampoco es nuevo para gobiernos soberanos:

"En los '70, por ejemplo, Italia y Portugal utilizaron sus reservas de oro como colateral en sus préstamos del Bundesbank, el Banco de Pagos Internacionales (BPI) y otras instituciones como el Banco Nacional Suizo. Italia recibió un rescate de 2.000 millones de dólares del Bundesbank en 1974 y puso su oro como colateral. Más recientemente, en 1991, la India utilizó su oro como colateral en un préstamo del Banco de Japón y otros bancos. En 2008, el Banco de Suecia, el Riksbank, utilizó su oro para conseguir efectivo y proporcionar liquidez al sistema bancario escandinavo".

Pero la práctica de respaldar la deuda parcialmente con una porción de oro se remonta a la época victoriana del patrón oro, cuando el Banco de Inglaterra tenía permitido emitir billetes por encima del oro que tenía en reserva en las bóvedas. Durante los siguientes 80 años, el requisito para el Banco de Inglaterra se recortó de manera segura a una onza de oro por cada 3 onzas de papel moneda. Así que dos tercios del dinero respaldado en oro estaba sin respaldar, en corto, a pesar de tener de todas maneras la "promesa de pago" impresa en todos los billetes. 

Así que para alguien que nos estuviera observando desde Marte y desde ya hace un tiempo, respaldar parcialmente la deuda con oro no sería algo completamente nuevo.
 

Adrian Ash es el responsable de análisis e investigación de BullionVault, empresa líder de inversión en oro y plata en Internet. Escribe frecuentemente en otras publicaciones económicas, incluyendo la revista Forbes o MoneyWeek. El conocimiento de Adrian sobre el mercado del oro, le ha convertido en un especialista al que la BBC, el Financial Times, The Economist, CNBC, Bloomberg y muchas otras publicaciones inglesas e internacionales recurren habitualmente.                                                                                                                                                                                 

Ver otros artículos de Adrian Ash

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. El lector es la única persona con poder para decidir dónde invertir su dinero y toda responsabilidad y riesgo al hacerlo recae sobre él. La información aquí detallada puede pertenecer a hechos y acontecimientos pasados y, por lo tanto, necesite una actualización o verificación por parte del cliente. Consulte las Condiciones Generales de Noticias Oro.

 

Síguenos

Facebook  TwitterYoutube

 

Noticias de inversión