Noticias Oro

Muere el Fix del oro de Londres, nace el precio del oro de la LBMA

El jueves, 19 de marzo es tuvo lugar el último Fix de oro de Londres, un proceso de más de 100 años de antigüedad que establece a diario los precios del oro.

El hecho de que haya estado en vigor durante tantos años es prueba de que funciona y la mayoría de los usuarios del proceso están satisfechos con él. Pero para muchos otros no participantes su longevidad es sinónimo de que ha llegado a su fecha de expiración y el mecanismo donde ciertos bancos se reúnen para discutir sobre precios debe estar, de alguna forma, corrupto. Puesto que el Fix es también utilizado como referencia de otras transacciones, así como el precio para tasar inventarios y productos, la presión regulatoria ha forzado el cambio.

¿Qué es el London Gold Fix?

El Gold Fix es un precio único de equilibrio al que se consigue negociar el mayor volumen de órdenes de compra y venta en el mercado mayorista del oro. Los bancos que participan en esta subasta se reúnen dos veces al día (10:30 y 15:00, hora de Londres) e intentan satisfacer la demanda de sus clientes.

Una vez se encuentra el precio de equilibrio y se publica, se utiliza para ejecutar órdenes entre clientes y comerciantes a nivel mundial, aunque no sean miembros del Fixing, convirtiéndose en el precio de referencia a nivel mundial para la tasación del oro (transacciones comerciales, productos minoristas, valor de reservas  de oro en bancos centrales, fondos cotizados de inversión, entre otros).

¿Cómo funciona?

Los cuatro bancos participantes (Barclays, HSBC, Société Générale y ScotiaMocatta) se reúnen telefónicamente todos los días laborables de lunes a viernes. La cotización de otros mercados en tiempo real (como el mercado al contado o el de derivados) sigue en paralelo al tiempo que el Fix abre con el presidente proponiendo un precio en dólares (la media de la cotización actual al contado). Cada uno de los miembros dice si, a ese precio, son compradores netos, vendedores netos o si no están interesados.

Si hay más oro ofrecido del requerido entre los cuatro, el presidente baja el precio, y las órdenes se vuelven a introducir, para reducir la oferta e incentivar la demanda (y viceversa). Este es un raro ejemplo del tanteo walrasiano en el mercado financiero, donde se llega a un precio por “ensayo y error” hasta que la oferta y la demanda están en equilibrio.

¿El mecanismo de Fix permite que sus miembros controlen el precio?

El tanteo bloquea la manipulación. Porque si un miembro quiere, por ejemplo, empujar los precios al alza para vender injustamente a un precio más alto, lo que deben hacer es comprar, por lo que estaría yendo en contra de su objetivo. Además, los miembros del Fixing conocen las órdenes al comienzo del proceso y no antes.

Los clientes pueden escuchar lo que está ocurriendo y alterar sus órdenes para equilibrar el mercado.  

¿Cómo surgió este mecanismo?
A finales del siglo XIX, el Banco de Inglaterra necesitaba que los brókeres que utilizaba establecieran un precio para los grandes cargamentos de oro que venían  a diario desde Australia y Sudáfrica. Actualmente, los miembros del Fix se comprometen a aceptar órdenes de cualquier tamaño a ese precio único.

Esta es una alternativa de gran valor al precio al contado (spot), donde el precio de los lingotes Good Delivery se acuerda en una transacción única entre un comprador y un vendedor. El gran volumen de negocio que tiene lugar en el Fix también añade estabilidad al mercado cada vez más influenciado por el trading de derivados en futuros y opciones.

¿Por qué desaparece entonces el proceso del Fix del oro?

7 de cada 10 encuestados en 2014 afirmó estar satisfecho con el proceso actual. BullionVault, como miembro del mercado profesional y cliente habitual en los Fixings, encontraba este mecanismo muy útil.

Pero para otros la longevidad es señal de que el Fix debe estar “caducado”. También existía la preocupación sobre la gestión del proceso por los bancos miembros. En mayo de 2014, Barclays fue multado a pagar 26 millones de libras por la FCA ante su falta de “organización y control” en el proceso y su mala gestión en conflictos de interés, concretamente por el caso Plunkett.

Los miembros del Fix también han sido demandados colectivamente por un grupo de fondos de cobertura e inversores privados de Nueva York alegando la “manipulación” de la referencia. Los miembros del Fix pretenden defender “vigorosamente” estas acusaciones ante la falta de fundamento.

¿Cuáles son los cambios?

El 19 de marzo de 2015 se celebró la última subasta del London Gold Fix. El Fix de la plata terminó en agosto del pasado año. Como ocurrió con la plata, el precio de referencia del mercado seguirá determinándose por tanteo, con los dealers participantes agregando sus órdenes a través de una plataforma electrónica a partir del viernes, 20 de marzo. Este precio se denominará el LBMA Gold Price.

El precio del oro de la LBMA (London Bullion Market Association), se seguirá estableciendo dos veces al día (a las 10:30 y a las 15:00, hora de Londres). Su objetivo sigue siendo el hallazgo de precio y engloba a todo el mercado.

En lugar de una reunión telefónica y el registro de datos independiente de cada miembro, los bancos inscribirán su interés neto a través de una plataforma electrónica, gestionada por la empresa especializada ICE Benchmark Administration.

El precio del oro es un indicador clave de la confianza en otros activos, divisas, de la economía y de la política de los gobiernos. El oro también es un mercado inmenso, que mueve en torno a 75.000 millones de dólares al día.

Londres ha dominado el trading de oro mundial desde mediados del siglo XVIII y sigue siendo el epicentro de negociación y custodia del metal. El Fix del oro ofrece un instante de profunda liquidez, con la oferta y la demanda de traders de todo el mundo sobre la mesa para encontrar un precio único que genere el mayor volumen de negocio.

El cambio de este viernes hacia las subastas y registro de datos electrónicos traslada el Fix al siglo XXI. El proceso subyacente de hallazgo de precio no cambiará pero satisfará los requerimientos regulatorios y debería reparar las percepciones externas del papel de Londres en el mercado del oro, que se han visto perjudicadas por la asociación con otros índices de referencia financieros y por el único caso de abuso por parte de Barclays en 2012.

El cambio hacia un proceso aceptado y regulado por la industria de servicios financieros permitirá la aplicación de sanciones más duras para garantizar la buena práctica de las empresas participantes.

 

Adrian Ash es el responsable de análisis e investigación de BullionVault, empresa líder de inversión en oro y plata en Internet. Escribe frecuentemente en otras publicaciones económicas, incluyendo la revista Forbes o MoneyWeek. El conocimiento de Adrian sobre el mercado del oro, le ha convertido en un especialista al que la BBC, el Financial Times, The Economist, CNBC, Bloomberg y muchas otras publicaciones inglesas e internacionales recurren habitualmente.                                                                                                                                                                                 

Ver otros artículos de Adrian Ash

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. El lector es la única persona con poder para decidir dónde invertir su dinero y toda responsabilidad y riesgo al hacerlo recae sobre él. La información aquí detallada puede pertenecer a hechos y acontecimientos pasados y, por lo tanto, necesite una actualización o verificación por parte del cliente. Consulte las Condiciones Generales de Noticias Oro.

 

Síguenos

Facebook  TwitterYoutube

 

Noticias de inversión