Noticias Oro

El oro y la tasa de desempleo

El precio del oro es un indicador más de lo que está ocurriendo en Estados Unidos o en su economía.

La parte más importante de una economía es, sencillamente, el empleo. Ignorar o restar importancia a las estadísticas de empleo es un error incluso cuando se está observando el precio del oro.

La estadística de desempleo es uno de los datos a los que la Reserva Federal presta más atención. Su intento por influenciar el crecimiento en la economía solo puede demostrarse a través del crecimiento del empleo. Porque una economía en crecimiento estará produciendo más y, por tanto, necesitará incrementar la contratación de trabajadores. Pero toda la liquidez que la Reserva Federal ha vertido en la economía, aunque ha ayudado a que el precio del oro se disparase durante un tiempo, poco efecto ha tenido sobre el desempleo. Porque la mayoría de ese dinero no está llegando a la economía o a la gente del sector privado.

A menudo leemos que la tasa de desempleo ha caído en Estados Unidos. Pero, desafortunadamente, lo que ha caído a un mayor ritmo es la tasa de participación de la fuerza laboral. Así que la tasa de desempleo real es mayor que la que se publica. Puesto que la tasa de participación es el barómetro que  muestra el número de personas en búsqueda de empleo que han perdido la esperanza de encontrar uno a tiempo completo.

También parece que está incrementando la fuerza laboral a tiempo parcial. Se cree que esto lo ha provocado la carga que el programa llamado 'Obamacare' tendrá sobre las pequeñas empresas. Así que para evitar esta carga financiera, muchas empresas de menor tamaño prefieren contratar a trabajadores a tiempo parcial para evitar el pago de las ayudas.

También relacionado con Obamacare es el incremento de los gastos de una familia de cuatro miembros que representará, al parecer, 766 dólares al año según los estudios. Esto representará una pérdida de los ingresos gastables y a la larga ralentizará la producción y perjudicará el crecimiento de la economía. Al final, gastar menos dinero significa comprar menos lo que significa menos empleo.

Pero eso no es todo, si nos fijamos en los indicadores veríamos que la tendencia no ha dado la vuelta. La tendencia es deprimente, cuanto menos.La gente habla de una mejora en la economía de Estados Unidos y espero que estén en lo cierto. Desafortunadamente creo que la disparidad entre los que tienen y los que no tienen está creciendo. Incluso aquellos que encuentran trabajo están aceptando posiciones por debajo de su nivel educativo y experiencia. 

¿Qué quiere decir para todos aquellos graduados que han gastado entre 50.000 y 150.000 dólares para obtener un título universitario? No solo que no valía la pena la inversión, sino que ahora están en un agujero del que será difícil salir. Si los jóvenes y bien educados estadounidenses no son capaces de encontrar un empleo a su altura, se estará construyendo una pirámide de punta muy pesada, igual que la crisis hipotecaria. Mucho gasto sin los futuros ingresos para pagar las deudas creará una nueva crisis.

Sé que muchos no quieren oir esto pero un título universitario no es para todos. El lobby de educación en Estados Unidos ha controlado al gobierno durante décadas. Se necesita gente inteligente y con habilidades a muchos niveles y capaces de obtener sueldos razonables. No todo el mundo debería endeudarse para encontrar un empleo, pero lamentablemente esta es la visión que el gobierno estadounidense ha aceptado como una solución a  los problemas.

Si se observa el gráfico que muestra el precio del oro y la tasa de participación de fuerza laboral, vemos que, a pesar de que la tasa ha seguido baja, desde 2012 el oro ha caído contra lo que debería haber hecho. Creo que se debe a la aceptación o falta de percepción del actual entorno y por creer falsamente en los recientes datos de desempleo que, a su vez, crean una falsa esperanza.

Ahora echemos un vistazo al gráfico de participación en comparación con el Producto Interior Bruto. Se puede ver que el descenso de la tasa de participación señala correctamente la dirección del PIB.

La falta de crecimiento de la tasa de participación de la fuerza laboral indica que la economía sigue lejos de estar plenamente recuperada. Eso significa que el precio del oro tiene movilidad al alza en el contexto de un entorno económico débil.

Teniendo en cuenta los factores negativos de Obamacare, el cierre del gobierno estadounidense y las inminentes negociaciones sobre el techo de deuda del país, el inversor debe considerar su posición en oro relativa al precio de mercado actual.

Miguel Pérez-Santalla fue Vicepresidente de BullionVault América desde 2012 a 2014. Participa frecuentemente en debates y eventos económicos ya que sus treinta años de experiencia lo han convertido en un experto del sector de los metales preciosos. Su trayectoria profesional ha estado siempre vinculada a este mercado: ha trabajado en empresas de compraventa de metales y en refinerías como Heraeus, entre otras.

Ver todos los artículos de Miguel Pérez-Santalla

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. El lector es la única persona con poder para decidir dónde invertir su dinero y toda responsabilidad y riesgo al hacerlo recae sobre él. La información aquí detallada puede pertenecer a hechos y acontecimientos pasados y, por lo tanto, necesite una actualización o verificación por parte del cliente. Consulte las Condiciones Generales de Noticias Oro.

 

Síguenos

Facebook  TwitterYoutube

 

Noticias de inversión