Noticias Oro

El oro, el petróleo y la ironía

Durante la semana pasada, activistas del cambio climático se manifestaron en numerosas partes de Londres.

Mientras tanto, el precio del petróleo alcanzó máximos de seis meses.

Lo más racional parece ser vender cualquier exposición a los combustibles fósiles de su cartera de inversiones.

Al parecer, las energías alternativas remplazarán los combustibles fósiles…

…por paneles solares (que cada vez contienen menos plata)…

…a pilas de combustible de hidrógeno (la esperanza de la demanda del platino mientras cae el consumo de auto-catalizadores diésel).

Noruega, nación rica en petróleo, por ejemplo, analiza la posibilidad de recortar las inversiones en combustibles fósiles hasta en un billón de dólares de los fondos soberanos.

Aunque por ahora, Oslo ha decidido únicamente abandonar 7.500 millones de dólares de sus acciones en exploración de petróleo y gas.  

Esto se debe a que quizás lo que parece racional a largo plazo, puede ser un gran sacrificio el día de hoy.

Y además, lo que es racional hoy, puede resultar menos inteligente el día de mañana.

Esta semana, en BullionVault hemos pensado mucho sobre la forma “racional” de invertir.

El próximo fin de semana se cumple 20 años desde que, en ese entonces ministro de finanzas Gordon Brown, tomara la decisión perfectamente racional de vender la mitad de las reservas nacionales de oro del Reino Unido.

Todos los estaban haciendo. El precio del oro había alcanzados mínimos de 20 años. Y como preguntó en su momento el New York Times, ¿quién necesita oro cuando tienes expertos como Alan Greenspan en los bancos centrales?

La ironía. De hecho, no mucho después, todos necesitaron algo de oro en su portafolio si deseaban preservar sus ahorros del desplome DotCom primero, y luego de la crisis global financiera.

Pues no. A finales del siglo XX, el oro no estaba a punto de convertirse en un bien irrelevante mientras la humanidad avanzaba.

¿Y qué pasa con el petróleo y el gas hoy en día?

“Desafortunadamente, a veces debo volar, aunque no lo hago tanto como antes por mi huella de carbono, y planto muchos árboles,” declaró la galardonada actriz Emma Thomson la semana pasada, al mostrar su apoyo a las manifestaciones sobre el cambio climático, tras volar desde Los Ángeles a Londres…

…en primera clase, naturalmente…

…en un vuelo que emite alrededor de 5,7 toneladas de carbono por pasajero.

Por otro lado, una causa racional que explica el aumento hasta máximo de seis meses en el precio del petróleo parece ser las sanciones del presidente de Estados Unidos sobre Irán – mayor exportador de petróleo a nivel mundial.

A partir del primero de mayo de 2019, los Estados Unidos sancionará a cualquier país que compre petróleo proveniente de Teherán.

A China parece no importarle, y la India se encuentra entre la espada y la pared tratando de no enfadar a Trump ni a Teherán.

“¿Por qué el oro no reacciona a la debacle del petróleo iraní?” preguntan desde el canal televisivo financiero ET Now en India. Se podría preguntar lo mismo hoy de Venezuela, que en algún momento fue uno de los principales exportadores de petróleo, y que hoy parece encausarse a una guerra civil.

“¿Y por qué lo haría?” fue y es nuestra respuesta. “Al menos en el futuro próximo.”

 

 

En los últimos 30 años, el precio del oro y el precio del petróleo han avanzado al mismo ritmo semana a semana en solo el 57% del total.

En períodos de tres meses, esta relación aumenta únicamente a 58%...

…pero en períodos de un año, el oro y el petróleo han compartido su ritmo en un 63% desde finales de 1980.

En otras palabras, sólo hace falta tiempo.

Trump, mientras tanto, pretende dañar a los líderes iraníes, y al mismo tiempo obtener petróleo a bajo precio. El presidente de EE.UU. ha demandado que los mayores productores de la OPEP aumenten su producción para cerrar la brecha que él mismo está creando al intentar prohibir que el resto del mundo compre petróleo iraní.

Vuelta al pensamiento racional, es difícil cuadrar la pelea de Trump con los principales enemigos de Estados Unidos con los precios bajos de la energía de combustibles fósiles.

“Los investigadores parecen descubrir que la baja inflación es en gran parte una consecuencia de la globalización, o de la automatización, o de la des-sindicalización, o de la combinación de las tres,” lee la revista BusinessWeek tras la pregunta “¿La inflación está muerta?”

La globalización parece ser la principal sospechosa, puesto que la automatización y la des-sindicalización son consecuencia de la primera.     

Así, es probable que el proteccionismo reavive la inflación, debido a que bloquea el flujo libre de capital, mano de obra y bienes al intentar reducir el poder de negociación en el occidente desde que China se unió a la OMC el inicio del nuevo milenio.

Igualmente, los bancos centrales parecen pensar que la inflación no es una preocupación por el momento.

Abril de 2019 parece ser el primer mes desde 2015 que ningún banco central haya aumentado sus costo de créditos desde que la Reserva Federal de EE.UU. comenzó a aumentar los tipos de interés.

Quizás el Banco Nacional Checo cambie la situación y aumente sus costes este jueves. Aunque, por el momento, el BNC podría ser el único. Mientras que el consenso general ¿es racional o irónico?

Tal vez es momento de empezar a preocuparnos por el retorno de la inflación.    

 

Adrian Ash es el responsable de análisis e investigación de BullionVault, empresa líder de inversión en oro y plata en Internet. Escribe frecuentemente en otras publicaciones económicas, incluyendo la revista Forbes o MoneyWeek. El conocimiento de Adrian sobre el mercado del oro, le ha convertido en un especialista al que la BBC, el Financial Times, The Economist, CNBC, Bloomberg y muchas otras publicaciones inglesas e internacionales recurren habitualmente.                                                                                                                                                                                 

Ver otros artículos de Adrian Ash

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. El lector es la única persona con poder para decidir dónde invertir su dinero y toda responsabilidad y riesgo al hacerlo recae sobre él. La información aquí detallada puede pertenecer a hechos y acontecimientos pasados y, por lo tanto, necesite una actualización o verificación por parte del cliente. Consulte las Condiciones Generales de Noticias Oro.

 

Síguenos

Facebook  TwitterYoutube

 

Noticias de inversión