Noticias Oro

Precio de la plata: ¿es un 14% en un mes suficiente?

Los precios de la plata tocaron nuevos máximos de 15 semanas este miércoles, acumulando una revalorización del 14,1% desde la caída de mayo hasta mínimos de cuatro años.

¿Todavía queda energía para más ganancias a corto plazo?

El verano es normalmente aburrido para el oro y, por extensión, también para el precio de la plata. (El movimiento medio durante el periodo de junio-agosto es estadísticamente el de menor cambio a 3 meses durante los últimos 45 años). Pero 2014 está demostrando que tanto el oro como la plata dan la espalda a la calma del verano de momento. En junio, el oro subió un 6% contra el dólar. La plata duplicó ese porcentaje.

La causa inmediata, al menos para los precios de la plata, fue simplemente la cobertura en corto. El equipo de análisis de BullionVault no fue el único que se dio cuenta del récord histórico de apuestas bajistas contra el precio de la plata mantenidas a principio del pasado mes por los fondos de cobertura y otros especuladores. Tampoco fuimos los únicos que adivinamos que eso podría acabar muy mal para los vendedores en corto de plata si los precios subían.

Pero no podemos encontrar ningún otro medio haciendo referencia a que, trading de derivados aparte, junio no fue un mes plano para la demanda de inversión en plata. De hecho, después de la incorporación estelar de mayo a las reservas de los usuarios de BullionVault (el incremento mensual más grande desde finales de 2012), las reservas se mantuvieron planas el último mes, a medida que más usuarios optaron por recoger beneficios en lugar de comprar más tras la fuerte subida por encima de los 19 $... los 20 $ y finalmente los $21 la onza.

Mientras tanto, la subida en los precios del oro y la plata golpeó tan fuerte a todos aquellos que habían estado apostando en contra de ella, que corrieron hacia la otra parte y a una velocidad récord.

La pregunta ahora es si ha sobrado algo de dinero para unirse a las apuestas alcistas a corto plazo.

Cada viernes, después de que cierre el mercado de futuros en Nueva York, los reguladores imprimen datos que muestran cómo estaban posicionados los traders el martes anterior. Realizar un seguimiento de los cambios permite ver lo que el "dinero grande" está pensando...si es que está pensando algo...

Por una parte están los "comerciales"... los productores y mercantes que viven de vender el producto. Por otra parte están los "especuladores", los fondos de capital que se ganan la vida apostando hacia dónde se moverán los precios.

Al principio del mes pasado, los especuladores mantenían el mayor número de apuestas contra los precios de la plata jamás visto. Como grupo, se encontraban "cortos netos" contra la plata (apuestas alcistas menos bajistas) por primera vez en once años.

Esto tenía sentido desde un punto de vista técnico. Los precios de la plata, como los del oro, estaban cotizando en un rango ajustado que no hacía más que estrecharse. Más bajistas y menos alcistas crearon una figura triangular. Los analistas técnicos que estudian los patrones gráficos podían ver el final a la vuelta de la esquina cada vez más cerca. Al tocar esa cima con el tiempo, la plata podría, bien catapultarse, bien hundirse con fuerza. Pero entonces, Janet Yellen habló sobre cómo la subida de tipos de interés desde cero era una idea todavía bastante lejana... y los metales preciosos se dispararon justo hacia donde los cortos en  plata esperaban que no lo hicieran.

Habiendo empezado con una apuesta récord especulativa corta contra la plata, junio fue testigo del mayor swing en apuestas alcistas sobre la plata registradas, netas de contratos bajistas. Las llamadas posiciones largas netas especulativas subieron un 150%, engordando más de 2.000 millones de dólares en valor y creciendo más rápido que cualquier otra semana desde 1986 a medida que los precios subían.

Las apuestas especulativas sobre el oro también fueron dramáticas en la semana que terminó el pasado martes. El salto en apuestas netas alcistas fue más rápido que el de enero de 2012 y por un valor de en torno a 7.300 millones de dólares. Ese salto solo fue superado a mediados de 2011, cuando la rebaja de la deuda estadounidense y la crisis de la deuda europea impulsaron en verano los precios del oro hasta máximos históricos.

Así que como sugerimos a Alex Steel de Bloomberg la semana pasada, el "dinero caliente" ha pasado de un lado a otro demasiado rápido.

Esto ha demostrado ser una dosis muy bienvenida de buena suerte para los inversores físicos en lingotes de plata que querían embolsarse unas ganancias decentes para el verano. Pero, ¿qué pasará a parir de ahora?

  • La volatilidad en los precios de la plata ha saltado desde el mínimo de siete años de principio de junio. Pero los contratos de opciones seguirán pareciendo relativamente baratos a los grandes operadores que quieran encontrar algo de acción en los mercados financieros que se han vuelto algo aburridos. Empujando los precios de la plata al alza al posicionarse al otro lado de la apuesta seguro que les resultará atractivo;
  • La demanda industrial de la plata parece sólida. Sumada a la demanda de artículos de plata (vajillas, cubiertos, joyería...), es probable que iguale a la producción minera por primera vez desde 2011. Y el crecimiento de la producción minera está encaminado a aplanarse a partir de 2015 según el banco francés de inversión y metales preciosos Societe Generale; 
  • Mientras tanto, la inversión física en plata sigue fuerte, desafiando a los expertos a medida que los compradores privados siguen acumulando el metal. Pero los traders de ETF no son menos inmunes a la recogida de beneficios que los usuarios de BullionVault. El gran fondo de plata SLV ha liquidado un 1,3% (alrededor de 140 toneladas). de sus reservas desde el viernes, 22 de junio.

Y es que, con la plata habiendo subido un 14% en 4 semanas, ¿por qué no?

En resumen, la plata es lo suficientemente volátil sin la necesidad de tener que pedir dinero prestado y multiplicar así el riesgo de pérdidas muy feas (y también beneficios) para jugar en el mercado de futuros y opciones. Como inversores privados, dejemos que los fondos de cobertura caven su propia tumba si quieren.

En cuanto a la elección entre el oro y la plata para invertir, sigue siendo una decisión complicada. Pero es un hecho que, cuando la plata se mueve en la misma dirección que el oro (un 75% de las veces desde 1968), lo hace mucho más rápido. De tres a cuatro veces más rápido, de hecho. Pero recordemos, que ocurren en ambas direcciones: arriba y abajo.

*Articulo traducido y editado por María Vengut

Adrian Ash es el responsable de análisis e investigación de BullionVault, empresa líder de inversión en oro y plata en Internet. Escribe frecuentemente en otras publicaciones económicas, incluyendo la revista Forbes o MoneyWeek. El conocimiento de Adrian sobre el mercado del oro, le ha convertido en un especialista al que la BBC, el Financial Times, The Economist, CNBC, Bloomberg y muchas otras publicaciones inglesas e internacionales recurren habitualmente.                                                                                                                                                                                 

Ver otros artículos de Adrian Ash

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. El lector es la única persona con poder para decidir dónde invertir su dinero y toda responsabilidad y riesgo al hacerlo recae sobre él. La información aquí detallada puede pertenecer a hechos y acontecimientos pasados y, por lo tanto, necesite una actualización o verificación por parte del cliente. Consulte las Condiciones Generales de Noticias Oro.

 

Síguenos

Facebook  TwitterYoutube

 

Noticias de inversión