Guía sobre el oro

Propiedades del oro

Propiedades del oro

Cualidades físicas del oro

  • Densidad: 19,300 kg por metro cúbico.

  • Punto de fusión: 1337.33 K (1064.18 °C).

  • Punto de ebullición: 3129 K (2856 °C).

  • Número atómico: 79.

  • Peso atómico: 197.

Para más detalles y características físicas del oro, consulte la información en Wikipedia.

Cualidades químicas del oro

El oro es un elemento químico así que solo puede ser encontrado, no fabricado. Es inerte, lo que significa que: es prácticamente inmune al deterioro, no es muy útil en ningún proceso industrial o químico que lo utilice y que es barato de almacenar durante largos periodos de tiempo.

Es notable por su rareza, densidad y su excelente conductividad eléctrica.

El oro tiene una gran cantidad de usos industriales gracias de sus cualidades físicas. Se utiliza en la industria odontológica y en la fabricación de algunos productos electrónicos que necesitan contactos de alta calidad no corrosivos.

Sin embargo, sus usos realmente prácticos son numéricamente insignificantes. De todo el oro minado de la tierra, la mayor parte se utiliza de estas tres maneras:

  • Como adorno personal, donde su color y su relación con la riqueza contribuyen a su uso en la fabricación de joyas. (En torno al 60% del abastecimiento global).
  • Como refugio público de riqueza, al respaldar los sistemas monetarios. (En torno al 20% del abastecimiento global). 
  • Como refugio de riqueza privada (En torno al 15% del abastecimiento global)

Abundancia del oro

El oro es extremadamente raro. Según la experiencia geológica, casi siempre se encuentra en bajas concentraciones en las rocas.

Las pepitas de oro son una excepción, pero son responsables de una parte minúscula del oro descubierto. Curiosamente, hay oro en el agua del mar, pero aunque la cantidad agregada es grande (porque los océanos son inmensos), la concentración es baja y su extracción está por encima de cualquier tecnología. El coste de bombear 1.000 toneladas de agua del mar para procesarla excede con creces el valor de cualquier cantidad de oro que se extraería.

La concentración media de oro en la corteza de la tierra es de 0,005 partes por millón. La tecnología de extracción es cara principalmente porque el proceso siempre requiere la manipulación de grandes cantidades físicas de mineral para obtener resultados muy pequeños. Se necesita una gran cantidad de energía necesaria para el proceso y a veces no compensa la calidad de mineral que puede ser trabajado de forma rentable. El incremento de los costes de energía siempre tiene un impacto sobre la viabilidad minera.

La concentración media de minerales en la corteza de la tierra cambia según el punto y son esas variaciones las que producen minerales trabajables. El hierro, por ejemplo, es responsable de un 5,8% del contenido de la corteza de la tierra. Necesita ser concentrado por variaciones naturales de alrededor de un 30% para ser considerado mineral, indicado una concentración requerida de en torno a cinco veces. Un mineral de un grado más bajo contendría 5 gramos por tonelada (5 partes por millón). Así que el mineral de oro necesita estar concentrado en torno a 1.000 veces por encima de la media para ser viable.

El proceso de la concentración de oro ocurre tanto sobre la superficie de la tierra, como bajo ella. Sobre o cerca de la superficie siempre hay oro aluvial que se ha concentrado bajo los efectos del paso del agua, por ejemplo, en ríos. Dada la extrema densidad del oro, caerá pronto en suspensión a medida que el agua corre más lenta. Así que dónde un río corta con una roca importante y luego frena su caudal a medida que se encuentra con un cauce fluvial más plano o ancho, el oro se concentrará en un depósito aluvial, permitiendo la extracción de partículas de oro a través de las cribas de oro y de los equivalentes procesos industriales actuales. La fiebre del oro de 1849 en California tuvo su origen en los depósitos de oro del río Sacramento, donde el oro se cribó de esta manera.

Las vetas de oro bajo tierra se producen en asociación con varios depósitos metálicos que a menudo incluyen sulfuros y piritas. La concentración de oro puede ocurrir a medida que otros minerales son filtrados durante un largo periodo de tiempo.

Extracción del oro y purificación

Dada la cualidad inerte del oro, alrededor de un 80% del metal en mineral se encuentra en su estado elemental. Hay varios procesos para extraerlo y luego purificarlo.

La amalgama es un proceso basado en mercurio que funciona por la disposición del metal para ser disuelto en dicho elemento. El mercurio se aplica al mineral, recoge el oro y la amalgama resultante se destila, hirviendo el mercurio para deshacerse de él. El mercurio es altamente tóxico y, por tanto, ecológicamente peligroso. El proceso industrial para este tipo de extracción es costoso.

El proceso más importante para la extracción del oro es la cianuración (o proceso de cianuro). El cianuro sódico en la presencia del aire provoca que el oro entre en solución. Un mineral de buena calidad se deshace de su oro en un proceso de filtración en tanques. Un mineral de calidad inferior necesita pasar por el proceso de lixiviación, donde grandes pilas de mineral son rociadas con solución de cianuro durante un periodo de tiempo prolongado.

El oro relativamente bruto se purifica principalmente de dos maneras. El primer estado de purificación más barato es el proceso Miller que utiliza gas cloro y alcanza una purificación del 99,5%. Por otra parte está el proceso más caro Wohlwill, que electroliza el oro hasta purezas del 99,99%.

Los lingotes de oro Good Delivery (la unidad principal de trading de oro, ver imagen), tienen una pureza mínima del 99,5%.

Lingote de oro

Cualidad intangible del oro

Una de las propiedades más importantes del oro es la psicológica. Es común asociar el color distintivo del oro con riqueza e incluso con belleza, posiblemente porque se asocia al dinero. Esto le otorga una ventaja inmensurable sorbe otras formas de tangibles y portátiles de almacenamiento de riqueza.

El comercio de joyería de oro es una iniciativa permanente y global para el metal precioso y durante miles de años, junto al metal no trabajado, ha servido para promover el oro como un refugio de valor. Crea una importante barreda de entrada para cualquier material rival y contribuye a la seguridad del oro como forma de dinero.

El oro y el dinero moderno

El oro se ha utilizado como dinero en muchas ocasiones a lo largo de la historia. Pero  el oro y el dinero están actualmente menos relacionados que en los últimos 3.000 años.

Las divisas modernas (como muchas otras formas de dinero anteriores) pueden tener su oferta expandida pro decreto, normalmente de un gobierno o banco central. Todo el dinero moderno está sujeto al gobierno de esta forma, lo que significa que el valor de los ahorros se decide, hasta cierto punto, según la agenda política. Los ahorradores modernos están expuestos a cualquier crisis económica o política que podría provocar la sobre creación de dinero, por lo que la prosperidad a largo plazo depende de la fiabilidad de los mecanismos políticos para imponer una estrechez monetaria.

El precedente histórico indica que la estrechez monetaria no siempre ha estado entre los intereses de los políticos.

Por su rareza, la fiabilidad del oro impone su reducida oferta, lo que ocasionalmente lo convierte en útil como dinero. La preocupación sobre la inversión en oro no es si proporciona estrechez, puesto que lo hace, sino si dicha estrechez será en el futuro necesaria para los ahorradores.

Puesto que la mayoría de gente actualmente cree que los gobiernos y los bancos centrales tienen la habilidad suficiente como para manejar el suministro de dinero, el uso del oro como material monetario ha caído, sobre todo en los últimos 70 años. Esto es un patrón común. El oro pasará sigilosamente a un segundo plano cuando el papel dinero se generalice porque, tal y como dice la Ley Gresham, “el dinero malo expulsa del mercado al dinero bueno”. Pero parte del misterio del dinero recae en la reaparición cíclica del oro.

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. Las tendencias de precio pasadas no garantizan un rendimiento a futuro. Si tiene alguna duda antes de invertir en cualquier activo, consulte con un experto en inversión y finanzas.

Contacto

E-mail

Teléfono

  • España (desde fijo): 900 838 043
  • Internacional: +44 020 8600 0130
  • Horario de atención al cliente: Lunes a viernes de 8:00 a 16:30 (hora en Londres).

Direción

Galmarley Ltd T/A BullionVault
3 Shortlands
Hammersmith
Londres   W6 8DA
Reino Unido