Noticias Oro

Impacto de China sobre los precios del oro en 2014

¿Qué deben esperar los traders e inversores en oro del Nuevo Año Chino a final de este mes?

En primer lugar, mucha cobertura mediática sobre amas de casa y jóvenes solteros comprando oro para comenzar el año del caballo con buen pie.

También se difundirá que China es el mayor productor y el mayor consumidor de oro del mundo, pero no se dirá el porqué: el largo colapso de la producción Sudafricana y el colapso en 2013 de las importaciones en India, a causa del ataque del gobierno sobre el déficit comercial.

El Año Nuevo Lunar es una época propicia para comprar oro, algo que quedará reflejado en las fotografías que se publicarán mostrando la actividad frenética de compra en tiendas de oro y centros comerciales de Shanghái y Shénzen.

¿Pero logrará algo de esto empujar al alza los precios del oro y la plata?

El movimiento de los precios del oro a nivel mundial se tendría que producir ahora, antes de las celebraciones, no cuando los compradores ya han guardado cuidadosamente el oro en sus casas. Hasta el momento, la demanda de oro por parte de proveedores sí parece haber activado los precios ligeramente, empujándolos hasta los 1.260 $/oz.

Las primas para el oro con entrega en China también se han mantenido firmes (aunque un 50% por debajo que hace seis meses, cuando el oro alcanzó por primera vez los niveles actuales) así como el volumen de trading del Shanghai Gold Exchange.

Pero en realidad, la acción de precio del oro hasta la fecha no es algo a destacar. Porque la demanda física del consumidor final no mueve los precios del oro. No al menos la de aquellos que compran oro porque es oro y tienden a comprar más cuando los precios caen y viceversa. La demanda que en realidad cuenta es la de aquellos que compran oro por cualquier otra razón.

Pongamos de ejemplo a India, el anterior mayor consumidor de oro. Por razones religiosas, culturales y sociales que se remontan a tiempos prerromanos, los ciudadanos indios estaban encaminados a protagonizar un año récord en cuanto a compras a medida que los precios se desplomaban en primavera. Precisamente porque los precios estaban cayendo.

Esa gran ventana abierta para la compra de oro físico fue cerrada a mitad de año para el mercado mundial por las reglas anti importación del gobierno indio (con el objetivo de reducir el inmenso déficit comercial de India). La segunda parte del año experimentó una acción de precio lateral y el oro terminó en diciembre al mismo nivel en el que estaba a finales de junio, cuando las restricciones de importación de India (en efecto, prohibiciones) se pusieron en marcha.

Del mismo modo que la pérdida del mercado indio no consiguió empujar a la baja los precios del oro (incluso habiendo impuesto las restricciones antes del gran festival de Diwali cuando la demanda es tradicionalmente máxima), el Año Nuevo Chino no logrará revertir las pérdidas acumuladas durante el pasado año.

Los gestores de capital de occidente siguen condicionando el precio, moviéndolo al verter dinero (o retirándolo) que de otro modo se dirigiría a otros activos financieros. El desplome del año pasado se dio hasta mediados de verano. El 70% de las 550 toneladas de oro que se liquidaron en el SPDR Gold Trust (el mayor ETF) en 2013 lo hicieron antes de que terminara junio. Para aquel entonces, los especuladores en el mercado de futuros y opciones estadounidense ya habían reducido sus posiciones alcistas un 80%, hasta lo que fue el mínimo de 2013 de apenas 100 toneladas.

Entonces, ¿qué puede provocar un mayor impacto en los precios a través de la demanda China de oro este año? Si bien se desconoce la respuesta, todos los analistas van a estar especialmente pendientes del país asiático este año.

Y con los gestores de capital occidentales dejando de lado su interés por el oro a niveles vistos por última vez en el mercado bajista anterior (que duró 20 años), el peso de la riqueza de China puede empezar a hacerse notar en poco tiempo. Al fin y al cabo, per cápita, la segunda mayor economía del mundo crea un PIB cuatro veces superior al de India.

Y lo que es más, la clase media china, que crece rápidamente, está destinada a disfrutar de una nueva y amplia gama de productos financieros. El tercer pleno de finales de 2013 del actual politburó consideró prioridad máxima una “reforma del mercado”.

Algunos analistas del oro piensan que una gama más amplia de opciones financieras significa que los inversores y ciudadanos chinos comprarán menos oro. Es solo una opinión. Pero lo que sí es muy probable que ocurra es que muchos dejen de comprar oro porque sí y lo empiecen a comprar (o vender) por lo que creen que pueda pasarle a otras clases de activos financieros.

El crecimiento de la demanda de oro tras la desregulación en China (2002) ha sido extraordinario:

•    El PIB de China se ha cuadruplicado en la última decada; la demanda privada de oro en valor ha crecido 15 veces;
•    Además de ser el principal productor de oro (minería), China casi ha logrado doblar sus importaciones netas de más de 1.000 toneladas.
•    Esa cifra es más de cinco veces el peso del oro que el país consumió como todo en 2002 y más o menos la misma cantidad de la que se han deshecho los ETF en 2013.

Pero entonces, ¿por qué los precios han caído tan bajo en 2013 arrastrando también a la plata?

Los compradores particulares de China siguen siendo consumidores de oro, no inversores. Así que son se aprovechan de los precios pero no los fijan, tal y como el analista Philip Klapwijk expuso en una presentación en diciembre.

La especulación (de los periodistas o de los analistas) del resurgimiento de la demanda china incluyendo la del banco central, sigue llevando a la misma conclusión: el Banco Popular Chino aprovecha (y aprocechará) los precios con mucho gusto cuando han caído un 30% en un año.

También se ha sabido hace poco que Pekín ha concedido por primera vez licencias para importar oro a dos bancos extranjeros: HSBC y ANZ Bank. Estos no necesariamente ayudaran a mantener o a incrementar el nivel de demanda de oro este año. Pero sí que sirven para demostrar que el régimen comunista va en serio con el tema de la liberación del mercado del oro chino y con lo de asegurar el abastecimiento futuro.

El Año Nuevo chino seguirá siendo la temporada pico para la compra de oro. El año del Caballo empieza el viernes, 31 de enero de 2014 pero el ciclo lunar puede empujar el Xīnnián (Año Nuevo) hasta finales de febrero. En valor, la demanda privada china durante los tres primeros meses del calendario occidental ha experimentado récords trimestrales once veces en los últimos doce años.

A los precios actuales, un nuevo récord en este primer trimestre de 2014 se alcanzaría con los ciudadanos e inversores comprando más de 385 toneladas del oro. Eso estaría muy por encima de una onza de cada tres negociada a nivel mundial. Y aun así, nos encontramos en torno al nivel de los 1.240 $/oz. Las importaciones netas de oro cayeron enormemente en noviembre, más de un 40% desde octubre (y no alcanzando el nivel de 100 toneladas que Eugen Weimberg de Commerzbank cree crucial para los precios mundiales), quizás porque las cuotas oficiales ya habían sido utilizadas.

Sí, China todavía es una burocracia comunista, no lo olvidamos. Pero las declaraciones oficiales de los representantes del Banco Popular Chino han puesto al mercado del oro en el corazón de las reformas financieras de China.  Así que tanto a nivel privado como estatal, la afinidad de China con el oro físico está destinada a seguir creciendo.

Pekín también sigue abriendo su mercado doméstico a operadores extranjeros. Eso beneficiará a ambas partes, trayendo una mayor influencia al mercado global del mayor productor y consumidor de oro del mundo.
 

Artículo traducido del inglés y editado por María Vengut

Adrian Ash es el responsable de análisis e investigación de BullionVault, empresa líder de inversión en oro y plata en Internet. Escribe frecuentemente en otras publicaciones económicas, incluyendo la revista Forbes o MoneyWeek. El conocimiento de Adrian sobre el mercado del oro, le ha convertido en un especialista al que la BBC, el Financial Times, The Economist, CNBC, Bloomberg y muchas otras publicaciones inglesas e internacionales recurren habitualmente.                                                                                                                                                                                 

Ver otros artículos de Adrian Ash

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. El lector es la única persona con poder para decidir dónde invertir su dinero y toda responsabilidad y riesgo al hacerlo recae sobre él. La información aquí detallada puede pertenecer a hechos y acontecimientos pasados y, por lo tanto, necesite una actualización o verificación por parte del cliente. Consulte las Condiciones Generales de Noticias Oro.

 

Síguenos

Facebook  TwitterYoutube

 

Noticias de inversión