Noticias Oro

Inventarios de oro del Comex: ¿cómo funcionan? (Parte 2)

A raíz de lo que ya expliqué en la primera parte de este reportaje surge la pregunta que todos se hacen: ¿cómo funciona el mercado de futuros del oro?

CME Group es uno de los grandes mercados de futuros del mundo. Muchas commodities, entre ellas el oro, se intercambian en este mercado. El mercado del oro- al que se suele referir como Comex, su nombre original antes de ser comprado por el CME- es el mayor mercado de oro en volumen del mundo.

En el mercado, se comercian contratos de futuros. Estos con son acuerdos de entregar una cantidad específica de unas determinadas características en una fecha concreta. Dada la habilidad para marginar estos contratos, es decir pagar un depósito sobre un valor mayor de oro, hay mucha liquidez en el mercado. Mucha de esta liquidez la proporcionan los especuladores que intentan obtener un beneficio en la dirección del precio del oro. Esto permite al a industria del oro (productores mineros, refinerías, manufactureros y minoristas) protegerse del riesgo de mercado, cubriendo su exposición a los movimientos de precio al comerciar contratos para precios en el futuro. Esta es la razón por la que el mercado de futuros del oro existe.

La mayoría de posiciones de contratos futuros se cierran antes del periodo de entrega. Esto significa que, lo más habitual, es que aquellos que contratan para comerciar en el mercado liquidan sus compromisos contractuales antes de tener que recibir el metal. Pero esto no significa que todo el mercado esté fundado en la especulación. Por ejemplo, una empresa de joyería puede comprometerse a vender un contrato de oro a la vez que compran oro físico. Probablemente porque el producto que están haciendo no ha sido vendido a un cliente todavía.

Con un ejemplo gráfico, imaginemos que un joyero necesita 100 onzas de oro para hacer 400 anillos. El proceso puede llevarle dos semanas y en ese tiempo, puede que no quiera asumir el riesgo de precio. Así que el joyero decide vender un contrato de oro (100 onzas) en el CME al mismo tiempo que compra oro físico para la producción. De esta manera esta cubierto, lo que significa que ya no sufre el riesgo de precio. En dos semanas, cuando los anillos están listos y ha encontrado un comprador, vende los anillos al comprador y, al mismo tiempo recompra el contrato que había vendido.

En este caso no se produce la liquidación de físico vía el mercado de commodities. Un factor importante en el mercado del oro es que, normalmente, cuando el inventario registrado cae, significa que el precio del oro está cayendo también. Esto indica que el oro está siendo utilizado mejor fuera del mercado, en lugar de mantenerse en él. En cuanto a la cantidad total de inventario elegible y registrado en los almacenes del CME, también tiende a seguir el movimiento de precios. Cuando los precios suben, atrae a más inversores que hacen uso del oro manteniéndolo como refugio de valor. El metal necesita ser almacenado y, es importante recordar que, como hemos visto, los almacenes del Comex se utilizan únicamente para eso además de tener el rol de conservar lingotes de oro para la liquidación de contratos de futuro.

Cuánto más suban los precios del oro, más gente querrá tener el metal, así que más metal se conservará en los almacenes en nombre de los inversores. Cuando los precios caen, como lo han estado haciendo en los últimos nueve meses, algunos propietarios del metal encontrarán un mejor uso para el mismo, fuera de los inventarios occidentales y convertido, por ejemplo, en lingotes más pequeños que despiertan interés en inversores asiáticos. En China, actualmente se pagan los productos de oro a 20 dólares por onza sobre precio internacional.

Como puede verse hay poca urgencia o importancia en la caída de 2013 de los inventarios de oro del Comex. Las cantidades brutas son menores, pero son mayores que en cualquier periodo previo a 2005. Tan solo mirando al nivel de los inventarios en el almacén es difícil y presuntuoso extrapolar los fundamentales del mercado de las reservas de oro elegible o registrado en un determinado momento. Hay todavía mucho metal y hay cientos de millones de dólares comerciados en oro cada día en el Comex, por millones de causas diferentes. Así que este aspecto del mercado es solo una pequeña parte de un puzle mucho más grande.

Creo que hay muchas buenas razones por las que comprar oro actualmente. Pero malentender los principios de lo que es en realidad un sencillo aspecto del mercado global del oro no debería ser una de esas razones.

Miguel Pérez-Santalla fue Vicepresidente de BullionVault América desde 2012 a 2014. Participa frecuentemente en debates y eventos económicos ya que sus treinta años de experiencia lo han convertido en un experto del sector de los metales preciosos. Su trayectoria profesional ha estado siempre vinculada a este mercado: ha trabajado en empresas de compraventa de metales y en refinerías como Heraeus, entre otras.

Ver todos los artículos de Miguel Pérez-Santalla

Nota: Todos los artículos aquí publicados tienen la función de informar y educar. El lector es la única persona con poder para decidir dónde invertir su dinero y toda responsabilidad y riesgo al hacerlo recae sobre él. La información aquí detallada puede pertenecer a hechos y acontecimientos pasados y, por lo tanto, necesite una actualización o verificación por parte del cliente. Consulte las Condiciones Generales de Noticias Oro.

 

Síguenos

Facebook  TwitterYoutube

 

Noticias de inversión